Dios Pan

http://1.bp.blogspot.com/_s7oUNJgz5pk/RzMoogQ1tjI/AAAAAAAAABY/c0xhDCRcE-Q/s320/el+dios+pan.jpg

Pan era el semidios protector de los pastores, los animales domésticos y los cazadores.
Sus orígenes no son claros. Pan podría ser hijo de Hermes, Zeus, con Penélope, Driops (la ninfa), Hybris o Calixto.
De la cintura hacia abajo y su cabeza, tenía la forma de macho cabrío, de la cintura hacia arriba, tenía cuerpo de hombre.

Vivió en compañía de las ninfas en una gruta del Parnaso llamada Coriciana. Acechaba continuamente a las ninfas en busca de sus favores sexuales. Las espiába escondido desde la maleza.

Era dios de la fertilidad y de la sexualidad masculina. También era el dios de las brisas, del amanecer y del atardecer. Tenía dones proféticose, era cazador, curandero y músico.

En la mano llevaba un bastón de pastor y tocaba la Siringa


Encontramos el origen del dios Pan en Arcadia, aunque su culto se extendió después a toda Grecia e incluso llegó a superar los límites del mundo helénico. Se lo consideraba regente de los rebaños y de los pastores. Su imagen era mitad hombre, mitad animal. Tiene dos pequeños cuernos en la frente y sus miembros inferiores son los de un macho cabrío. Es ágil y está bien dotado para la carrera; trepa por las rocas y se oculta entre la maleza con habilidad. Se dice que sus mayores placeres son el frescor de las fuentes y la sombra de los bosques, lo que encarna también los gustos de los propios pastores. Hay que añadir además su extraordinario apetito sexual que le hacía perseguir incansablemente tanto a ninfas como a muchachos. Los símbolos de Pan son una siringa, un cayado de pastor y una corona o ramo de pino.

Conocemos pocas leyendas acerca de este dios, y las que hay son producto de épocas posteriores, dado que muchos autores alejandrinos lo idealizaron para sus composiciones. Tampoco aparece mencionado en los textos homéricos excepto en uno que cuando la historia de su nacimiento. Tenía un aspecto tan mosntruoso que su madre se asustó, así que Hermens lo envolvió en una piel de liebre y lo llevó al Olimpo; a los dioses les encantó, especialmente a Dioniso. Le pusieron de nombre Pan, que en griego quiere decir "todo", porque les alegró a todos.
Pan estuvo enamorado de la ninfa Eco y de la diosa Selene, quien accedió a sus pretensiones a cambio de un rebaño de bueyes blancos.
En Roma se le identificó con el dios Fauno, protector de los rebaños, y de forma más general, con Silvano, el dios de los bosques. Es difícil distinguirlos en cuanto a sus cualidades, así lo mejor es fijarnos en su representación, ya que mientras Fauno aparece con forma humana pero cuernos de cabra y pezunas de macho cabrío, Silvano aparece como un anciano con la fuerza de un joven.
Existe una leyenda de tiempos de Tiberio en los que se afirma que una noche se escuchó una voz desde el mar que decía: "¡El dios Pan ha muerto!". Se ha interpretado como el símbolo del nacimiento del cristianismo y el fin del paganismo en el Imperio Romano, por lo que podemos pensar que Pan era el dios pagano por excelencia, y que su muerte representaba la muerte de las creencias pre-cristianas. En cualquier caso, esto no significa que el paganismo muriera en aquella época, puesto que encontramos prohibiciones imperiales de cultos paganos a finales del siglo II d.C., de lo que se deduce que el culto pagano continuó practicándose.


domingo, 6 de febrero de 2011 en 14:38

0 Comments to "Dios Pan"

Publicar un comentario